ESTIBAR de Javier Perales

Estibar la carga y echar a volar,

consumir el aliento con prisa,

secundar la voz que no llega,

sentir florecer la duda

explotando en el interior.


La realidad venida a menos

acomplejada, compungida

sujeta por el yugo invisible,

recogida en los brazos,

en las manos del exilio

rendida por las leyes del azar.


Memoria que escuece en los ojos

mueve páginas de papel cuché,

se cae el lustre de las paredes,

el polvo de las fachadas

y el envoltorio de celofán

abre brechas en travesaños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada