HISTORIAS de Raúl Ruiz Gómez

Cuentos para esquimales,
son los cuentos mas fríos,
en días de abril o mayo
(…o cualquier otro me vale…)

Son fingidos y con 6 rombos.
Uno para cada día,
dejando el domingo de asueto.
Río al leer la primera palabra:
“Érase”,
pues ya no es, y lo afirmo.
Y, aun así, sigo leyendo
más palabras con sabor a vino de Oporto.
Dulce sabor etílico.
Y aunque no lo crea,
y me cueste creerme…
borracho de mí, me enredé entre sus líneas.

De patria me engañó la patraña
de bandera fingida.
De princesas y de enanos,
sin convenio colectivo
y hacinados en un bosque.

De lobos y de cerdos.
Sin peligro de extinción,…
Ni días de la matanza.
De cuentos sobre IPC’s
ni guerras justificadas.
Sobre bancos y sobre intereses.

De brujas y de políticos.

Cuentos para infelices.

¡Qué felices historias de faustas coartadas!
Gracias señores cuentistas.
Mientras me bajan la paga.
Mientras me cuentan mentiras,
seguiré leyéndoles… y dándoles las gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada