VIVIR BAJO LA URGENCIA de Ángel Gomez del Pozo

Quiero exiliarme en el silencio,
asfixiar el ruido hostil
de la exigencia cotidiana,
replegar el cruel progreso,
dominar esa ansiedad
que devasta sin remedio
mi voluntad de paso lento.
Deseo regresar al perezoso acontecer
de un país de magia y cenicientas,
detener por un instante (con permiso de Galileo)
el raudo giro del planeta.
Y, por último, extraviarme
en el calor de esa montaña
donde un día el corazón dejé atrapado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada