MERETRICES de JAVIER PERALES


A todas las putas

Siluetas de meretrices adornan las esquinas
creciendo como especies de temporada,
echándole un pulso al paso de las horas,
subiéndose al vagón de cola de la madrugada,
tal vez sean ellas jugosas frutas de saldo
el único alimento de los nadies,
de los ningunos sin documentos.
Como lobas parturientas amantando generosas,
anónimas y solitarias iluminando huecos sombríos,
sorprendiendo incluso a los propios
entre calmas, esperanzas, deseos proscritos,
luminosas igual que las fresas en febrero
lustrando el regusto pasajero,
dándole al oro su justo peso
hasta ver roto su hechizo sin remedio
pues la luz del día les priva de lentejuelas,
derrite los brillos del maquillaje
convirtiendo las carrozas en calabazas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada