SINFONÍA Nº1 de Marianella Ferrero


Para los frágiles pies de Gimena

Bailan los colores vencidos de angustia
pintan los rincones de vigilia
oscurecen la lágrima y se imponen
Tras el arco-iris del iris, deliran,
rompen la soledad del minuto eterno
y permanecen en la pupila adormecidos.
Sangran rojos, verdes y amarillos
perdidos entre cortinas de humo
y los pies descalzos no se animan a bailar,
sucumben amarrados al espacio mínimo
creyendo que la danza pertenece a otros destinos.

fotografía: Mikel Lado peña

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada