SONATA AL CIRUELO de MARIANELLA FERRERO


Sigo sintiendo sin querer
que algo tiene que pasar,
todo es tan inútil y tan llano,
todo tan fugaz y sin embargo eterno.

Tengo un cansancio extraño,
un grito que me grita, me empuja
y no puedo darme cuenta de cómo ha llegado hasta aquí.

Atrás están los trozos que arman el camino,
la historia que es mi historia,
la historia que es la historia del mundo,
mi mundo.

El universo tiene otra dimensión
todo cabe en él,
todo puede llegar a ser
estrellas nuevas y ojos nuevos,
ojos que todo lo ven.

Me miran ahora mismo con condescendencia,
me miran sin que los vea
vigilantes errantes
dispersos en los objetos cotidianos.

Una gran variedad de objetos cotidianos.
Tantos, cuántos, tantos más,
aparatos extraños,
artilugios electrónicos,
ondas que van y vienen
se mezclan, se juntan y se enlazan: forman otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada