DÍA A DÍA de JUANJO GALÍNDEZ

A Raquel
Me preguntaron sobre mis virtudes,
me preguntaron sobre mis defectos,
para dejarme apostado entre realidades.
Hice sus psicotécnicos, por si acaso,
me puse traje y un ápice de esencia.
Pasé la primera entrevista,
pasé la segunda entrevista,
pasé la entrevista en inglés,
pero no hubo feedback…
Nunca me dijeron por qué…
“porque no hubo feedback”.
Me preguntaron por mi día a día…
Como si quisieran saber de verdad
lo que uno se ahorra solo en casa
por no salir a disfrutar
y sacar a paseo tu economía.
Me preguntaron por mis aficiones:
- Escribo poesía.
- (risas discretas) ¿Así se ligará mucho, no?
- (sonrisa por empatía) pues no. Tengo a mi chica.
Me ocurrió una vez,
me ocurrió dos veces, hasta cuatro…
Y a veces incluso les gustaba tanto el juego
que no escogían a nadie y lo repetían…
Está claro que hay que vivir por propia cuenta
para ganarte la vida como autónomo o malabarista.
Hacer un esfuerzo para no salpicar de sangre
las paredes de algunas oficinas.
Volver a casa con la cabeza bien alta
y tomarme un par de cervezas (de supermercado) bien frías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada