VIENTO de MIGUEL RUIZ TRIGUEROS

No hay barca, no hay mar,
sobre la bahía
una vela rompe el viento.

Y con ansias marineras
por sus manos, esquivas, lo ata,
usa una cinta de espuma,
y veinte cuerdas de plata.

El viento implacable rompe,
una a una las cadenas:
Bruma son, solo son bruma,
los trapos de la galera.

Sobre la arena el viento,
con aires de furia se esfuma,
la vela vencida yace,
entre jirones de luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada