DISTINTOS HOMBRES de EVA MARÍA PALENZUELA


Era más de media noche
un hombre triste camina
por empedradas calles dormidas
él, imagina llegar a la media luna
y albergar entre su lucero blanco
la calma sostenida de los días imperfectos.
Era más de media noche
un hombre perezoso
cruza descalzo plateadas orillas
él, imagina cobijarse
entre el vientre del anochecer
y tejer un gabán de estrellas
en esas noches en las que se refleja
la silueta de un hombre triste caminando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada