CEMENTO VERTICAL de MIKEL LADO PEÑA


Lágrimas de alcantarilla y amargura
rebosan las aceras de cemento fundido
entre millones de pasos perdidos
que desbordan galerías subterráneas
bajo impetuosas torres de cristal liquido
que abruman los minúsculos sentidos.
Todo es gigante ante la decepción enorme
de la perdida de la identidad del hombre
que agacha su cabeza y diluye su sombra
entre las luces que ciegan la ingenuidad eterna
del creador preso de su propia herencia
a la que a su vez, ama, reverencia y vela.
Laberinto del sinsentido que nos abriga
de oscuridad de un cielo con luminares estelas
y nos protege de la férrea soledad maldita
rodeándonos de multitud esquiva y desconocida.
Y todo aun así, de ti, nos atrapa y fascina
como amante de una noche que nos ignora toda la vida
como tierno enganche a las golosinas sin cartillas
como luces del alba desde una azotea de la quinta avenida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada