D.Y.C de MIKEL LADO PEÑA


 A la memoria de nuestro amigo David
Yedra (Marzo1977-Marzo2013)
Como pequeños granitos de arenisca
desprendidos de un recio bloque de roca
los recuerdos son llevados por el viento
como testigos de tu paso por nuestra senda.

Como ausencias y tristezas de lágrimas llenas
entre la bruma dolorosa del momento vivido
sabemos bien que es echar de menos a un amigo.

Como una brisa tibia, sonriente y burlona
sacudiendo nuestras aún cabizbajas cabezas
tus recuerdos nos transmiten esperanza de vida
y el ansia de seguir peleando en la brecha.

Como una furgoneta intempestiva y rauda
cruzando la cordillera camino de las montañas
cuando necesitemos de ánimos en la fatiga
tu mirada no se extinguirá de nuestras mentes
será el faro certero a donde volver la mirada.

Como un compañero al otro extremos de la cuerda,
como amante de aquella que quisiste sin miedos,
como un amigo que me salvó una vez por los pelos,
como quien apostó por la vida hasta la última mano de la partida
y bromeó cuando ya se había ido, por regalarnos una sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada