329 de ALEN KERISH



"Ahora tengo mis labios en un cigarillo
en vez de en los tuyos ¿cuáles? da lo mismo.
Hoy tengo mis dedos en el cuello de una botella
y no en el tuyo ¿cuál? el de tu útero".
En el principio fue el verbo
que nació de tus labios
no recuerdo cuales,
ambos he probado.

Modulando la radio
apreté el botón
que activó tu música.

Esos culotes grises hiperrelistas
no dejaban nada a la imaginación.

Heridas que no cierran
piernas que no se volverán a abrir.
No me amabas, pero me dió igual
tampoco estaba para nada más.

Mi corazón llora la pérdida a tu virginidad
aunque gozamos entre enjambres de manos,
cansadas de tocar metal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada