VERSOS (II) de ALICIA VILLARES


Sigue.
Sigue(me). Sigue.
Que descienda
hasta mi altura tu guadaña
y me rebane
el cuello y mane
sangre.
El camino lo
señalan los surcos
de mis labios, de
todos: los que nombran
y besaste.
Sigue.
Sigue(me). Sigue.
La orgia empezará
cuando pisemos sin sentir
lo viscoso de los charcos
y repongas
en su sitio
mi
cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada