151 de ALEN KERISH


                                                                                                "Cuando algo es moralmente correcto hay
                                                                                  que defenderlo sin preocuparse de las consecuencias
                                                                                           políticas o personales que vamos a pagar".
                                                                                                                                          Günter Grass

El ejército de las tinieblas
cien mil botas caminaban
impertérritas hacia el infierno,
yo era el chico del tambor
el que marchaba con ellos.

Ingentes uniformes grises
de sombras ténues, espectrales,
mostraban cruces derretidas
exterminaban salmos
y también ave marías.

El principio del fin,
la primera letra omega,
la última guerra...
y después vino la muerte,
se formó la nada
y llegó el vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada